lunes, 14 de febrero de 2011

Llueve sobre mi

Llevo descosidos los botones de mi chaqueta vieja y gastada.
En los bolsillos, rouge a levre de diferentes colores, para mis diferentes estados del alma.
Voy y vengo de la estación de tren.
Llueve, llueve sobre mí; y sobre ti, nada de nada.
El día se ha presentado neblinoso,incluso en mi corazón.
Una tela lo envuelve, y yo no puedo soportarla.
Mis manos frías se esconden en los bolsillos de mi chaqueta vieja y gastada.
Sigo sin coser los botones, en los bolsillos ya no hay nada de nada.
Voy y vengo de la estación de tren.
Llueve, llueve sobre mi; y sobre ti nada de nada.
Voy y vengo, y entremedias, me dejo llevar como las hojas muertas un día de invierno.