martes, 10 de enero de 2017

Te olvidaré en el cielo










Haiku 108 Benedetti

escribe escribe
y deja como herencia
tus zafarranchos.



Venderte por un beso sin seguro de vida.
Removerte como al café caliente una tarde de invierno.
She is blue today but maybe all the time too.
Saltar en los charcos con tus botas de agua y sentirte una niña.
Quiero ser tu Hatshepsut y que domines conmigo el Alto y Bajo Egipto,
la única reina faraón borrada de la historia y recuperada siglos más tarde.
Llega el verano y lo único que quiero es el calor de tus labios
Write, Write all the time. 
Martes 10 de enero y el frío se ha hecho presente. 
Ya no está el fuego que me calienta de tu cuerpo. Me cansé de tropezar con tu piedra. 
Me cansé de caer de bruces en tu abrazo. 
Llegó el día y los tonos de las horas se van degradando. 
Isn't it? 
Abracadabra y desapareces como siempre. 
Ese es tu juego. Pero el reloj se paró hoy para siempre. 
Es demasiado duro amarte. Va a ser terriblemente complicado olvidarte. 
Pero lo intentaré.
Por mucho que en la tierra te recuerde, te olvidaré en el cielo. 


Intento de fracaso absoluto













No sé en qué momento empezó lo nuestro.
No sé en qué momento converge lo nuestro, nuestros escarceos, las conversaciones profundas de medianoche, este incesante baile en mi cerebro, de cosas que quiero escribir, pero no me salen. Porque no me dejan dormir.
Y ahí estás tú, tan ausente y nunca presente. 
Nunca fuiste algo tangible; siempre fuiste algo inalcanzable, que me ha hecho soñar, que me hace ir más allá.
Porque a veces necesito esa parte racional que yo no poseo y que tu si.
Y aquí estamos, en este puto devenir de la vida.
Ahora sí, ahora no.
Y es algo imposible, esto es algo imposible.
Pero no me importa, a veces brillo.
Porque soy luz, soy luz cuando te poseo a ratos, cuando puedo llegar a sentir que eres mio.
Y aquí estoy, siguiendo tus consejos en la penumbra de mi habitación dejando que las palabras fluyan,
en un si,
en un no, 
en un tal vez.
Porque esto es un prueba y error
esto es un intento de fracaso,
Esto es un intento de fracaso absoluto.

Y se que me muevo por impulsos,
me mantengo en equilibrio
en el justo medio,
para que no te escapes, para que no huyas, para que no vuelvas a esconderte en tu madriguera de lobo y vuelvas a mí una y otra vez.
Porque aquí la única que sigue en equilibrio, soy yo. Y tu no aunque no te lo creas, se que tú no estás en equilibrio.
El equilibrio es difícil de alcanzar y en realidad te escapas, te escapas siempre sin pensar en nadie,
sin pensar en si hieres o no
sin pensar en si soy buena para ti.


Y poco a poco y cada día te sentirás más solo. 
Pero es muy probable que siga escribiéndote a lo largo de los años,
creo que eternamente.
Por mucho que intente vivir otra vida,con otra persona.
Por mucho que intente enamorarme,
y no lo consiga.

Siempre estarás en mis pensamientos dando tumbos sin control,
una y otra vez, 
una y otra vez.

No voy a romper el círculo, no lo voy a romper nunca.

La vida nos llevará a alguna parte
unas veces estaremos juntos
otras no.
Como el fino hilo rojo
Tensado
Destensado
Irrompible
Siempre habrá algo que me lleve a ti.
En
este
Intento
de 
Fracaso
Absoluto.



Luces y Sombras















Sinceramente te odio por lamer mis lágrimas y guardarlas para ti.

Sinceramente te odio por nunca haber estado y dejar que me ilusionara en 81 impulsos.

Sinceramente te odio por ese séptimo cielo que nunca te abriré, porque no está destinado para ti.

Sinceramente te odio por darme la llave de mi creatividad y esconderla por que no hay huevos de seguir luchando y porque eres un cobarde.

Sinceramente te odio por el engaño después de tanto tiempo y por seguir pensando en ti.

Sinceramente te odio por no ser capaz de amar a una mujer que es una locomotora sin control, pero que en el fondo te gusta.

Sinceramente te odio por hacerme sentir ridícula pensando que el nirvana eras tú, que el hombre elevado a la categoría de sublime eras tú, y sólo estás lleno de sombras.

Sinceramente te odio por soltar en estos momentos todo el veneno que llevo dentro.

Jódete, es mi manera de recordarte. Porque la mejor forma de olvidarte, es recordándote un poco cada día.

Feliz vida jodido hombre. Yo sigo iluminada entre luces y sombras. Ya veremos dónde acabas tú.

jueves, 14 de julio de 2016

Desolada















Despierta me encuentro entre tus brazos cada noche o tal vez solo estoy soñando en mi cama deshecha.
Escribe como la ladrona de libros y visualiza la palabra write escrito en el muro del sótano con tiza de colores.
She is blue today y puede que toda su vida se quede sin argumentos y sin tus manos inquietas que la acarician
Olvida los besos no dados y que nunca recibirás, es mejor un adiós a tiempo sin rencores, no hay culpa posible.
Liame, desátame, ámame, ódiame, quemame antes de que mi sangre vaya llena de gramos de desorden e inconstancia.
A veces tienes que entender que por mucho que tengas un bolígrafo, no vas a escribir lo que toca y todo van a ser señales en rojo.
Disfruta del camino, deja que el sol bañe tu piel y si tropiezas levántate, siempre aparecerá una mano amiga que te ayude a levantarte.
Ama profundamente, borra tus lágrimas y empieza una nueva hoja en blanco. Todo está por escribirse.

lunes, 4 de julio de 2016

Un trozo de infinito.

Te siento
Ramos de olivo
Verde oscuro al viento.
¿Y que serán tus ojos?
Tus ojos serán trozos de infinito
Cómo decía Pizarnik.
Pero aún no los veo.
Te siento
Ramos de olivo
Verde oscuro al viento.
¿Y cómo será tu boca?
Tu boca será un trozo de nube
Que vaga en el cielo
En el atardecer de las golondrinas.
¿Y qué será de mí cuándo te encuentre?
Puedo sentirte, pero no verte. Por el momento.

martes, 12 de enero de 2016

Y se nos va la Musa (Miedo.Emoción número 2)


He llamado a gritos al miedo y le he preguntado el porqué de esta soledad. Le he dicho que tiene hasta el amanecer para responderme. Luego ya no habrá más oportunidades. No se escribir sobre el miedo, quizá en este momento no lo siento. Hoy solo quiero que te quedes conmigo en esta triste tarde de invierno, cálida e insoportable. Te lo digo a ti, oh musa que rige los destinos. No quiero ser una persona más que camina por el sendero equivocado. No quiero vender mi amor al viento que sopla esta tarde. No quiero ver más gatos abandonados en la calle.
Esta mañana mi reflejo en el espejo me ha dicho que seré una viejita rodeada de 40 gatos. Feliz pero sola, y siento miedo de no encontrarte. De preparar comida para dos y que siempre me sobre un tupperware que irá destinado al fondo del congelador por si en otra ocasión siento hambre. Y lo más seguro es que esa comida acabe en el fondo del cubo de la basura.
Inevitable es pensar que nunca te voy a tener a mi lado complementándome. Que visitarás infinitas camas y ninguna será la mía, porque no me quieres, porque no piensas en mí, porque yo no merezco la pena para ti. Es más sencillo salir de la escena cuando las luces ya se han apagado. Y agarrarte fuerte a tu soledad y aprender un poco de ella.
He vivido intentando adivinar de qué parte de la luz estás, de que me muestres tu otro yo, pero no, nunca mostrarás tu cara oculta. Esa sólo la reservas para el día de tu muerte. He vivido siendo terriblemente sincera contigo porque confiaba en ti y en tus oídos sinceros. Y no me arrepiento de nada porque volvería a cometer los mismos errores una y otra vez pensando que la vez siguiente, sería la correcta.
Y aunque duele este despropósito seré feliz con mis cuarenta gatos. Con mi miedo a estar sola, con mis tuppers en el fondo del congelador. Con el sentimiento de lo que pudo haber sido y no fue. Y con la musa a mi lado porque aunque a veces desaparece, siempre vuelve junto a mi.


viernes, 1 de enero de 2016

Shoot them all (Rabia: Emoción número 1)




No. No tienes ni puta idea de lo que es querer a una persona. Tú no la has visto llorar lamentándose y haciéndose preguntas de porqué no funciona. No la has abrazado tan fuerte con ganas de romperle todos los miedos. De abrir su coraza, porque créeme cada día se hace más irrompible. 
No tienes ni puta idea de lo que es comerte sus dudas, sus anhelos, sus sueños. De verla sonreír y feliz porque piensa en ti. Si, esto es la rabia, rabia de que prevalezca tu egoísmo, tus faltas de tiempo, tus ya nos veremos cuando me desocupe. 
¿Y sabes? Mientras tanto yo no la dejaré caer, me ocuparé de ella porque tu no sabes hacerlo. Y querré vivir momentos preciosos a su lado, emborracharnos y llorar y que se nos corra el puto rimel una noche de fin de año. Y bailar y mover las caderas a ritmo de reggaeton. Y chupito de tequila tras otro, probamos el sabor de la sal y brindaremos por nosotras. 
Porque tú, si tú, no tienes ni puta idea de lo que es querer a una mujer y hacerla feliz. Y ahí estamos las amigas para escucharnos y hacer reuniones en medio de la pista de la disco de turno y encender la llama de la amistad por siempre. Y jurar que si vemos al tipo en cuestión le lanzaremos una piedra en la cabeza o lo que se tercie en un ataque de locura, y gritarle que deje en paz a nuestra amiga. Que si no la va a querer como nosotras la queremos, que la deje marchar. 
Y planear un viaje a donde sea y tostarnos al sol. Y beber, cantar, bailar. Porque somos leales hasta la muerte y nos llevamos en el corazón las unas a las otras. 
Y todo porque tú no tienes ni puta idea de querer a una amiga, una hermana, una madre, una hija, una mujer que pisa con los tacones fuerte en la tierra. Que barre el polvo a su paso, orgullosa, decidida a comerse el mundo y luchar por lo que quiere. 
Y sí, esto es la rabia, la rabia más sincera que sale de nuestras bocas, de nuestras almas, porque este puto mundo se puso del revés. De darlo todo y apostar por vosotros, de la creencia estúpida que existe alguien para nosotras que nos complemente. 
¿Sabéis?  Nosotras estamos aprendiendo a estar solas, nos complementamos entre nosotras. Con nuestros defectos, con nuestras virtudes. 
Y tú, voy a redimirte un instante y darte una oportunidad : Si no la quieres, déjala marchar. Esto es un todo o nada y si no estás dispuesto a caer al vacío con ella, vete, no vuelvas. 
Nosotras estaremos aquí para cuidarla. Pero recuerda, algún día puede caerte una piedra en la cabeza. Y te acordarás de nosotras.