lunes, 14 de febrero de 2011

La que me faltaba por encontrar

Sueño con otra vida, en otro tiempo, en otro espacio en medio de la gran ciudad.
Allí estas tú, te conozco desde siempre, paseando bajo las farolas de la plaza, bajo el sol y la luna, sin más suerte que la mía.
Las estrellas te llevarón a mi; era necesario conocerte, imposible perderte, obligado tenerte.
Caminabas solitario, me crucé contigo y sonreístes.
(Ahora ya nada es imposible)
Seguiste caminando, y yo me volví hacia tí.
Te perseguí, tú lo sabias.
Me encaminabas hacia tu rincón preferido de la ciudad.
allí nos volvimos a mirar, esta vez yo sonreí...
¿Quién eres?, pregunté.
Soy tú, tu otro yo, tu otra mitad, La que te faltaba por encontrar....