domingo, 9 de noviembre de 2014

Mis horas






Solo la echas de menos en cuanto se escapa de tus manos.
Pasos que das y te equivocas.
Día sí, día no.
La vida es eso, levantarse con una sonrisa.
Siempre,
aunque tu no estés.
Elegir caminos, perder trenes, deshacer entuertos,
perdonar,
y volver a empezar.
Relojes que no marcan las horas,
y bostezar.
Aprender a caminar con otros zapatos.
Aprender a sentirte desnudo y vestirte de mendigo.
Eternidades que no llegan.
Enamorarte en tres segundos de una caricia.
Bienvenido a la era de los desastres.
Sonrisas rotas.
Recuerdos que duelen.
Corazones descuartizados.
Desapegos inciertos.
Estoy cansada de esos pasos que nos separan.
Pienso etiquetarte en cada pensamiento que recorra mi mente,
Pienso etiquetarte en cada foto que no me hago junto a ti,
Pienso etiquetarte en cada poesía que no comparto en tu muro.

¿No es mejor seguir contemplando las estrellas y ver el mundo girar?


                                       <--------------------->

-Te quiero-me dijiste. Y mi coraza se rompió.
Tuve que recogerla del suelo y tirarla a la basura.
Ahora me siento desnuda sin ella y ando mendigando tu amor.
Suerte que guardaba otra de repuesto en el armario por si acaso la vieja coraza no lo resistía.
Presta atención. Cualquier día me visto con la nueva.

                                        <------------------->

¿Qué color le daría a un amor ideal?
La espera. Y nos quedamos sin respuesta.
La espera sin longitud de tiempo.
Incontable.
Inconmensurable.
Tic Tac. Y pasan los días.
Y yo sigo aquí, esperando a que derrames el café.

                                       <------------------->

No te miro, es demasiado difícil decirte la verdad. Guardaré mi dolor en una caja, tiraré la llave y seré feliz.

                                      <--------------------->

Mi vida está ligada a los trenes. Trenes que pierdo o dejo pasar porque no me interesan; otras veces me equivoco irremediablemente. Cuando pasa el tiempo empiezas a entenderlo todo, de porqué no pudo ser. Y los momentos se van y llegan otros mejores. Voy y vengo como esas hojas muertas que vuelan en otoño.

                                       <------------------->

Algún día te voy a llevar a donde nacen las mariposas de luz. Entonces comprenderás que la magia existe. No más cielos tormentosos ni arcoíris devastados se presentarán en tu vida. Tan sólo sonreirás una y otra vez. Y así las mariposas vendrán a ti; porqué con tu sonrisa les darás la vida.