domingo, 16 de noviembre de 2014

Eres Preciosa






Existen canciones que se repiten en bucle en tu cabeza y no por ello buscas una pistola e intentas matarte. Las palabras, las conversaciones también se pueden repetir infinitamente y es entonces cuando te das cuenta de que tuviste un déjà vu y te ves en otro agujero negro dando vueltas como una peonza. Nunca es el momento adecuado para nada, pero lo intentas aunque te sientas como un burro que sigue un camino sin mirar a su alrededor por culpa de que tiene los ojos medio tapados. Si no pudimos estar juntos antes por ciertas circunstancias, ahora son otras y para mi todo son excusas.

Nunca estuviste preparado para la tormenta perfecta ya que sin el equipo adecuado lo más probable es que salieras empapado de pies a cabeza. No supiste refugiarte a tiempo y te pilló el vendaval, nos pilló el vendaval, pero en este caso yo si que estaba preparada y lista para la tormenta perfecta.

Buscamos reparar nuestras partes rotas, nuestros agujeros más profundos, nuestros labios desgastados de tanto equivocarse y besar paredes frías como el hielo. Buscamos en la otra mirada la salvación de ese abismo por el que caemos una y otra vez. Nos encariñamos con la piedra, es tan preciosa que exigimos que sea real.

Ahora me he convertido en esa de la que hablarás con otras amigas y les contarás que no estas preparado para el amor, que no estas bien. Sabes? Preparado para follarme, si que estás, y para venir a las dos de la mañana a mi puerta y hacernos el amor como dos posesos condenados a muerte. Y hablarme de futuros próximos y decirme "Te quiero" entre susurros, para eso si que estás preparado.
Y es luego que huyes cuando me declaro y te digo que quiero estar contigo, porque me miras a los ojos y me reprochas que antes nunca te lo dije, sólo al final de nuestro intento de relación fallida.

Te regalé un último orgasmo; no volverás a tener algo tan precioso cómo eso, ni se volverá a repetir contigo. Sabes? Creo que cuando digo "Te quiero", el universo entero conspira para que los hombres salgan corriendo. Y es con razón que rompes mis partes en dos cuando me llevas a mirarme desnuda frente al espejo y me dices : Mírate, eres preciosa.

Vi fuego en tu mirada, pero al igual fue sólo un reflejo del fuego de la mía...