miércoles, 12 de marzo de 2014

Nudo infinito



Nos caemos desgarrados por un sueño,
nos observamos desde fuera y comprendemos que no hicimos bien,
No hicimos nada bien.
Las luces se apagan y queda la penumbra de nuestros cuerpos,
quedan nuestros contornos que se van desdibujando en la oscuridad.
Has caído tantas veces que ya sabes como levantarte,
no es problema para ti.
Quizás solo busques una pequeña luz que te guíe en tu camino,
una luna de febrero, una estrella de marzo, un sol de verano.
Llega el día y la sonrisa que has estado buscando toda tu vida,
duerme a tu lado plácidamente.
No puedes ver su rostro, porque es tan solo un sueño,
es algo que está vetado para ti.

Sientes tanto amor que es probable que estalles como una supernova.
Sientes tanto amor que saldrías disparada de un revólver sin apretar el gatillo.
Sientes tanto amor que es mejor seguir tejiendo un nudo infinito sin principio ni fin.

Nos levantamos vestidos con el tiempo a nuestros pies,
aferrados a una eternidad que no es la nuestra, simplemente respirando.
Y el tiempo se convertirá en polvo, que el viento barrerá.
Mi corazón permanecerá al lado de miradas que me traspasen el alma.
Miradas que no pidan un sacrificio a cambio.
Todo cae por su propio peso, y las mentiras también.
Cuando algo no te pertenece no lo pierdes, simplemente se va, se aleja de ti.
Y la llama se apagó en el templo de los dioses,
y los mortales corrieron a prender de nuevo el fuego una vez más.
Como la magia que va y viene y si no crees en ella un hada muere al otro lado del mundo,
y tienes que dar palmas como si de un juego de niños se tratase.
Soñé contigo una tarde fría de invierno, y vi tu rostro en la claridad de una habitación de hotel.
Y comprendí que estabas ahí, pero que aún faltabas por llegar.

Sientes tanto amor que es probable que estalles como una supernova.
Sientes tanto amor que saldrías disparada de un revólver sin apretar el gatillo.
Sientes tanto amor que es mejor seguir tejiendo un nudo infinito sin principio ni fin.