miércoles, 5 de marzo de 2014

Soy experta




Como flores hermosas, con color
pero sin aroma, son las dulces palabras
para el que no obra de acuerdo con ellas. 

Siddharta Gautama

Soy experta en levantamiento de almas hacia el cielo. La vida no es tan gris como la pintan, el gris también es un color, no nos olvidemos de él. Sé cuando una persona se aleja de mí y no quiere ni oír hablar de corazones indomables, ni de besos lánguidos al atardecer. El amor no sonríe, sólo se burla de nosotros a veces, en horas inciertas y expectantes. Me paso horas hablando contigo, no las he contado, no me importa, tampoco a nadie le importa. Ahora ya mi móvil no suena, será porque decidí alejarme de ti y dejar que mi corazón vuelva a recomponerse, otra vez, de nuevo, se acabó el irme a otros mundos en una paranoia indescriptible, en un suceso inacabado, complicado, revoltoso, que sacude mis sentidos y los hace volar.

Soy experta en dejarme llevar, en dejar que todo fluya, pero con matices, matices que dan que pensar. Al igual soy experta en unir nuestras manos y no soltarte en toda una noche y verme recubierta de besos. Las palabras son armas disparadas a bocajarro y un silencio, un silencio duele más que una flecha disparada al corazón con mucho acierto. No puedo pretender ser quien no soy, crearme un personaje y utilizar una máscara, y deambular por la vida actuando como una mala actriz de teatro. En esta encrucijada de caminos tortuosos y polvorientos, yo decidí caminar sola por el momento. La vida continua, a pasitos a sorbitos, no cortes mis alas para volar.

Soy experta en fingir que nada duele, tal vez solo a ratos desesperados e intranquilos. La magia ha caído por fin y sin nuestras vestiduras creadas para la ocasión, nos encontramos desnudos cara a cara y puedo ver tu verdadero yo inquieto, trashumante, derrotado un buscador nato de tesoros preciados, de diamantes en bruto que conviertes en preciosos, que se convierten en mariposas y emprenden el vuelo sin ti. No nos merecemos seguir viajando con la mochila cargada de piedras es simplemente agotador. Te di mi mano para acompañarte pero decidí soltarme a tiempo.Quizás ya soy un precioso diamante que no sabes como lucir y que eclipsa tu verdadero yo, no estoy domesticada y jamás lo estaré.

Soy experta en adioses primerizos, en lunas menguantes, en corazoncitos rojos.
Soy experta en un te quiero temprano, en miradas insondables, en abrazos de oso.
Soy experta en olvidar, en olvidar lo que duele, en vivir la vida a mi manera, aunque te pese.